sábado, 15 de marzo de 2008

CAMINO AL PRECIPICIO-3

Yo siempre había creído que estaba a salvo de esa plaga que es el sida, nunca pensé que esto pudiera pasarme a mi. Era una enfermedad de drogatas y homosexuales; eso era lo que decía la comunidad medica internacional, hace 22 o 23 años cuando se empezó a hablar del tema.
Para que preocuparnos el resto de los mortales, si los que caían como moscas era cuatro yonkis, y un montón de maricas pervertidos, que no parecían importarles a nadie,
Bueno, si, La Santa Madre Iglesia, encontró por fin un campo de cultivo abonado. Toda la culpa era de esa gente amoral, que vivía en constante pecado, el resto de los mortales estábamos a salvo.
Con la falsa moralidad que la caracteriza, llego a prohibir el uso de los preservativos, cuando se empezó a recomendar su uso, pero no solo para la gente que hasta entonces era considerada de alto riesgo, sino para toda la gente que tuviera una vida sexual activa, ya fuera homo o hetero.
Y claro muchos por desidia, por pensar que a nosotros no nos podía tocar, pasábamos olimpicamente de gomitas. Nos creíamos mas listos que nadie, pero ahora pagamos nuestra ignorancia con un alto precio, nuestra vida.
Nunca fui una persona promiscua, al contrario, creo que a diferencia de otros chicos de mi edad, yo descubrí el sexo bastante tarde. En aquellos años no se gozaba de de la libertad sexual que hay ahora y si tenias prisa por estrenarte, no tenias mas opción que irte de putas o esperar que alguna vecinita complaciente te hiciera un "favor",aprovechando que su madre había salido de compras al mercado....
Solía ser un encuentro furtivo y rápido, temiendo ser descubiertos en cualquier momento. Cuatro besos robados en el pasillo, la mano pasaba rápidamente a tomar posesión de una teta, sobandola sin compasión , como si con ello te fuera la vida. La otra mano trataba, inexperta, de encontrar camino hacia la entrepierna. Cuando lo conseguías, pasabas la mano una y otra vez, por encima del sexo a través de unos tejanos super apretados; que para ponérselos, había tenido que echarse encima de la cama y aguantar la respiracion en el momento de subir la cremallera. Cremallera que ahora se resistía, al igual que el botón metálico que parecía estar pegado con cola. Intentabas por todos los medios meter la mano dentro de los pantalones, misión imposible. Mientras tu entrepierna parecía que iba a explotar, por la presión allí contenida.
Cuando por fin conseguía desabrochar el maldito botón, y bajar la cremallera, todo era muy rápido, ibas quitandote la ropa camino de su habitación, con mucho cuidado de no dejar ninguna pieza por el camino. Cuando veías la cama, te lanzabas a ella como si de tu bote salvavidas se tratara..Rápidamente te colocabas encima de tu vecina-que solía llamarse, María, Carmen, Pilar, Teresa- y con tu mano guiabas tu sexo, que a estas alturas ya estaba a punto de explotar y sin mediar palabra, embestías con ganas dentro de un coño generalmente tan inexperto como tu. Te movías rápido, y cuando aun no te habías enterado de que por fin estabas follando, todo se había acabado, te habías corrido dentro, tu resoplabas feliz y ella continuaba debajo, acalorada, sin haberse enterado de casi nada. Solías vestirte rápido, casi con vergüenza, casi como si la desnudez de ambos fuera lo peor que había pasado allí.
Uno solía rápido de aquella casa, no fuera que te pillara la madre, entonces si hubiese tenido un problema. Mi primera experiencia fue mas o menos así. Recuerdo que los siguientes dais trataba por todos los medios no encontrarme con Nuria, - así se llamaba mi vecina-. Yo no tenia ganas de complicarme la vida y satisfecho ya mi primer ardor sexual, me creía con derecho a pasar de ella, ya que si o había hecho conmigo, seguro que lo habría hecho con otros.
En esta mentalidad nos educaban entonces: las mujeres, vírgenes al matrimonio. Que poco importaba que tu te llevaras esa virginidad, a partir de ese momento esa chica ya no te convenía.
Continuara ...o no.

2 comentarios:

Ana dijo...

Se torna dura la historia!!! :D

Niña me gusta leerte.
Besos.

martona dijo...

ANA
Se torna real,en mi imaginario....
se un poco mas critica...que no se si debe continuar...porfa.
abraçades i petons.