miércoles, 17 de febrero de 2010


Me arrepiento de tanta inútil queja,
de tanta tentación improcedente.
Son las reglas del juego inapelables
y justifican todo, cualquier pérdida.
Ahora
solo lo inesperado o lo imposible
podría hacerme llorar:
una resurrección, ninguna muerte.
Epílogo- Ángel Gonzalez

Dicen que lo que no te mata, te hace más fuerte, yo diría: Lo que no te mata, te deja con ganas de morirte.

5 comentarios:

tomasuncafe dijo...

me gusta tu decir,
aunque reflexionando, el solo hecho de tener ganas es un principio, tal vez no suene como el mejor de los inicios pero si lo es,
besos

Mar dijo...

He estado varios dias desconectada de todo y hoy veo que sigues tan deprimida como te deje, jooo, dime que puedo hacer por ti?? esyoy aquí ;)

Besitossssssss

pluvisca dijo...

Marta , nena, puc ajudar-te???
Ja saps, quan vulguis truques i parlem

Una abraçada dolça

Llop Estepari dijo...

Marta, no sé si et puc ajudar, però tampoc ser que és el que et passa.
M'ho voldries explicar??. A lo millor al explicar-ho tu mateixa trobes la sol·lució. I a lo millor parlant et puc ajudar.
Petons

Felipe dijo...

¡FUF! Me has descolocado, no sé que decirte.
La conclusión o recapitulación de Ángel G. es dura pero sensata, cuando se ha perdido todo lo que se ha querido, por el paso y el peso del tiempo,sólo queda lo inesperado.
Yo he salido fortcido de los momentos difíciles que he vivido, que han sido muchos. Todos me han dejado un poco tocado la psiquis(sí es que se dice así) toque que todavía arrastro, pero saldré adelante.
Espero que tú también lo hagas, tu lucha y sacrificio no te pueden llevar a la rabia y desesperación, eres fuerte y espero que salgas con más fuerza y sigas luchando por los tuyos y por ti.
Ánimo compañera

Un saludo: el bolu