lunes, 28 de febrero de 2011

Que nos pillen confesados

 Que rapido se pierde a veces la sensacion de bienestar. Que poco valor le damos a estar bien con uno mismo, hasta que unas simples horas volviendo a lo que ha sido tu pasado más proximo, te da en toda la cara.
Y es que hoy por unas horas me parecio que volvia a mi pasado y he sentido miedo, angustia, vertigo de no saber controlar el momento.
No sabia si salir corriendo,o capear lo que tenia encima como pudiera, logicamente he optado por la segunda opción.
Tambien tengo que decir que jugaba con ventaja, por que sabia que despues del tiempo reglamentario(lo que ha durado el encuentro), yo intentaria volver a mi paz interior, a no querer estar más que en lo que yo crea justo y necesario.
Ya me mangonearon demasiado en el pasado(antes de ayer, vamos), como para no haber aprendido nada.
Se que soy vulnerable, pero eso tambien me hace fuerte.
Dame un poquito más de paciencia Dios, la fuerza ya la tengo yo.

6 comentarios:

Pakiba dijo...

Lo mejor que has podido hacer Marta, salir corriendo, no pienses en el pasado vive el presente.

en las nubes dijo...

El presente es el futuro más próximo!

Bien es cierto que de todo se aprende... si yo te contara...

Savia dijo...

La vida es todo el presente, el pasado y el futuro. Nos debemos quedar con lo mejor que nos toque en cada momento, olvidar lo negativo, lo más acertado, vivir de lo positivo, lo más sano.

Aniña dijo...

Carpe diem!
que placer es leerte y sentirte. un besazo niña luuchadora!

Loren dijo...

Las sensaciones de bienestar... esa se pasan rápido. Por desgracia las sensaciones desagradables perduran...

Sabes una cosa?, creo que cada dia eres mas fuerte.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Lo bueno siempre hay que buscarlo y lo malo viene solo, que te sea leve y desde aquí ánimo...