jueves, 15 de marzo de 2012

Filled with love

Poco o nada que decir, no tengo ganas de palabras.No se si eso es bueno o malo, pero intento explicar lo que siento y no me sale.
Y es que los sentimientos no pueden describirse, hay que sentirlos, hay que vivirlos.
Cada dia todo me parece más simple, en realidad es así, somos nosotros que nos entestamos en complicarlo todo.
Vaya nadie a pensar que me despreocupo de las cosas, para nada.
Me limito a priorizar, lo que puedo solucionar lo hago y lo que no intento buscar una solución, pero intento que sea la más sencilla y las más practica.
Pero hay dias en los que pierdo mi norte de vista, me desmorono, lo mandaria todo a tomar por culo, simplemente se me olvida el por que estoy haciendo esto.
Por qué pongo las pocas energias que a veces me quedan en conseguir cumplir con lo que yo misma me impongo
Y la respuesta es muy simple:
LO HAGO POR MI.
Y eso es algo que pase lo que pase nunca debo olvidar.
Por qué se que lo mejor de mi misma aún anda escondido en algún rincón de mi generoso cuerpo.

3 comentarios:

ESTEVE dijo...

todos tenemos derecho a ser particular y especialmente únicos.....
somos así, y la verdad, menos mal, que de aburrido seria sin esos desvanes y deseos.....
en fin, entrada muy especial...
saludos y animos

joan gasull dijo...

cal trobar el que hi ha dins i posar-ho a la pràctica ja. Avui només té 24 hores i ja no el tindrem mai més.

Pakiba dijo...

Pués a sacarlo de una completa vez y a vivir la vida como tu quieres y no como quieren los demás.
Adelante.