jueves, 25 de julio de 2013

Dolor amortiguado

Experimentar auténtico dolor es algo duro sobre lo que escribir, imposible de entender mientras estas en sus garras.
Estás acojonado a no poder más, no puedes quedarte quieto, moverte, ni siquiera volverte loco como es debido.
Y luego cuando por fin recuperas el aplomo y eres capaz de avaluar la experiencia, es casi como si le hubiese ocurrido a otra persona.
Porque fijate en ti ahora, tranquilo, indiferente, limpiandote las uñas, pongamos por caso, embetunándote los zapatos o pagando una factura de la luz.
La vida es y no es...un dulce coñazo.

Guerra y paz- Charles Bukowski-La gente parece flores al fin.

1 comentario:

Portal De Mis Desvelos dijo...

Flores marchitas por los duros golpes que nos da la vida. Que bonito leerte. Bendiciones!