lunes, 14 de febrero de 2011

Empezando a quererme



Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.
 
Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.
 
Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.
 
Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.
 
Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.
 
Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es…
simplicidad.
 
Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la.... humildad.
 
Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.
 
Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!
 
No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.
Charles Chaplin
He tenido que ir soltando lastre por el camino, he tenido que despojarme de muchos Yo, antes de empezar a Ser.
El camino no termino, estoy en ello

16 comentarios:

garbi24 dijo...

no pares de quererte...que entre tu i los demàs te haran feliç....Bona setmana!!!

Pakiba dijo...

Cuando me amé de verdad, empecé a quererte .

No dejes nunca de amarte y todos te querran.

Anónimo dijo...

Hola¡¡¡¡buen camino,y sí, hay que soltar lastre.A veces nuestro equipaje es tan pesado que no nos deja caminar.
Un saludo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
pau dijo...

Nueve veces son muchas, quizá demasiadas. Amarnos una es bueno, amarnos demasiadas es narcisismo.
Es broma, pero es que debes reconocer que con nueve veces me lo has puesto fácil.

Dejamos lastre para coger de nuevo, es ley de vida, sin lastre solo seríamos uno. El truco es renovar bien y olvidar lo justo.

Un abrazo

Ana A. dijo...

Te veo
Me he visto
Me gustas
Me gusto.

Te quiero

Audrey dijo...

Estimar-nos ens obre portes!, però tampoc ens passem, que els excessos...
Paraules per portar a terme!

Petonets, bonica.

Marta dijo...

garbi
començo, a veure si entre el que jo posi i algo dels altres aconsegieixo la meitat dels objectius...

petonets, per tu, bona setmana

Marta dijo...

Pakiba
gracias per estimar-me una micona.
petonets, per tu.
Qui em coneix, no pot deixar defer-ho...jajaja

Marta dijo...

Anónimo
no dejas de tener razón a veces esl lastre es tan psado que nos dificulta el poder avanzar, pero podremos, sin duda.
petonets, per tu

Marta dijo...

Pau
m'has fet contar i tot, jajaja
Bè una mica de narcisisme no em vindria malament, pero no crec que mori oegada per els meus encants, jajaja.
I si es cert, en el moment que deixem anar una cosa, ja estem carregant amb un altre, pero cal mirar que la carga sigui compartida....
petonets, per tu, hippie perdut

Marta dijo...

Ana A.
Me veo, a ratos no me gusto
Te miro, te reconozco siempre en tu coherencia.
Te admiro
Me gustas
Y te quiero, eso sin lugar a dudas.
besos linda

Marta dijo...

Audrey
estimar-nos esta bè, ens obre el mon sencer. Si tu no et vols, dificilment els altres farant un esforç de apropar-se...
I els nou pasos que deia el Pau, noia no estant gens malament...cal que no siguin nomes paraulas
petonets per tu

en las nubes dijo...

A quererse se ha dicho...Viva el amor!!!

enhorabuena por ser la ''69'' jajaja

Selma dijo...

Y cuando te amas a ti mismo, y aceptas tu vida, la amas, vives el presente y quitas lastre de tu camino. Poco a poco vas conociendo a la sabiduría.
Sigue amándote. Quien no se ama a si mismo no puede amar a los demás.

Un saludo.

PD. Me encanta el blog.