martes, 18 de octubre de 2011

Demasiadas preguntas

Hoy me he levantado sin ganas de nada, cansada, sin apenas dormir, supongo que eso influye en mi estado de ánimo 
Y es que ya no se que hacer, ni que más puedo decir,ya no tengo más palabras, ya hice todo lo que esta en mis manos.
El problema es que no se si llegaron a su destino,si, la gente oye.....pero"escucha"????  quien las recibio, entiende el significado????.

Debo dejar que las cosas fluyan a su ritmo????
Debo dejar que "el destino", haga de las suyas????
Que se supone que tengo que hacer????
Que coño esperan los demas de  mi????
Por que me siento perdida????
Es un sentimiento de vacio, de tender tus manos y que te giren la espalda.

4 comentarios:

Sweet dijo...

Pues no sé de qué va el asunto, pero sí sé que cuando hemos agotado todas nuestras posibilidades, queda de dos: esperar (aunque puede demorar) para ver resultados o tirar la toalla.
Pero esa decisión hay que tomarla en días en los que no veamos todo nublado.

Creo...

Abrazo, Marta.

Pakiba dijo...

Siempre adelante,nunca para atrás,aunque la vida te golpee, cuanto más lo haga más valiente tienes que ser.


Abrazos de una que nunca mira para atrás.

Pilar dijo...

Pocas personas escuchan, la mayoría sólo oyen... tú identificas quién hace una cosa y no la otra, a si es que gasta tus palabras con quien tú quieras y como tú quieras.
Lo mismo digo de los que entienden lo que dices y los que simplemente no dan más de sí... vuelvete selectiva.
Hay algo que es muy difícil de aprender, y es la Paciencia... ese sentimiento que nos calma, nos relaja, nos hace sonreír por debajo de la nariz de una manera suave y convencida de que lo que es nuestro vendrá a nosotras.
Las situaciones "fuertes, duras" desentabilizan nuestro "mundo de estar por casa"... hay "columnas" que se desploman y no nos da tiempo a reemplazar la que cayó cuando otra se rompe contra el suelo, y ése estado de tener que recomponer todo al mismo tiempo y rápido!(porque es lo que creemos que los demás esperan de nosotras) es lo que hace que nuestra energía se disperse hacia demasiadas metas.
Recogete en tí misma, piensa en tí, quierete, ten paciencia contigo y apoyate en quien bien te quiere... saborea tu fuerza, que tenerla la tienes... y sigue sonriendo.
Petonets,,

Ana A. dijo...

A veces es el momento de parar las preguntas y sentir ... así, en la calma llegan muchas respuestas. A veces no importa lo que esperen de nosotras ni lo que no encontremos sino el hecho de seguir caminando, siendo y sintiendo y así, a veces, encontramos. A veces es el momento de sentir el vacio para disfrutar de lo que llegue a llenarnos cuando lo encontremos a la vuelta de la esquina. Sigue caminando linda, lo demás, a lo mejor hoy no importa.