martes, 27 de marzo de 2012

Reflexión y autocritica

Cuando creo que ya aprendi la lección, voy y la pifio de nuevo.
No estoy entendiendo nada de nada, ahora mismo no se lo que esta pasando, no tengo las respuestas.
Pero es que ni tan siquiera se cual es la pregunta.
Lo que esta claro es que la culpa no puede ser siempre de los demas, algo debo estar haciendo como el culo, por qué es que si no, no me lo explico.
Solo me queda(aparte de llorar...), hacer un ejercicio de reflexión y autocritica, a ver que saco en claro.
Ya de normal suelo ser bastante dura conmigo misma, pero tengo que saber en que coño me equivoco, así no puedo continuar.
Lo que si tengo claro es que con la verdad por delante, uno no va a ninguna parte.

4 comentarios:

en las nubes dijo...

Sabia frase la del final... a veces hay que ser u poco malvada ;)

Yo me he sentido así muchas veces...
un poco de autopsicoanalisis y como nueva!

Besos!

Sebastián Navarrete dijo...

Hay veces que hay que callar, aguantarnos sin decir nuestra verdad, que no es lo mismo que no decir la verdad. El problema siempre es nuestro, nuestra manera de afrontar, de gestionar las distintas situaciones que se nos plantean en la vida siempre dependerá de nosotros.

Pakiba dijo...

Haz reflexión en que te has equivocado y rectifica, que el rectificar es de sabios.

Anónimo dijo...

Y con la mentira se llega a todas... ¿Pero queremos llegar a todas partes? Hay que saber para hablar con la verdad y llegar donde ella nos conduzca, no donde se nos antoje, si es que es posible ir con la verdad por delante que esa es otra...
Nai