viernes, 16 de abril de 2010

La elegancia de saberse vulnerable

Aparentemente, de tanto en tanto los adultos se toman el tiempo de sentarse y contemplar el desastre que es su vida.Entonces se lamentan sin comprender y, igual que moscas , golpean siempre contra el mismo cristal, se agitan, sufren, se marchitan, se deprimen y se preguntan sobre el engranaje que los ha conducido donde no querían ir.
Los más inteligentes incluso lo hacen su religión: Ah el vacío despreciable de la existencia burguesa!.
Hay cínicos de esta calaña que cena en la mesa de papa:"¿Que ha sucedido con  nuestros sueños de juventud?", preguntan con cara de desdén y satisfacción.
"Han escapado y la vida es una puta".
Odio esta falsa lucidez de la madurez.
La verdad es que son como los otros, niños que no entienden lo que les ha pasado y que juegan a hacerse el duro cuando lo que tienen son ganas de llorar.

La elegancia del erizo- Muriel Barbery

10 comentarios:

pluvisca dijo...

Estoy leyendo el libroy me parece fantástico.

Buena reflexión

Besinos

thot dijo...

También yo lo estoy leyendo ahora !!!
Un beso !!!

Felipe dijo...

Una de las libertades del hombre(no siempre)es la capacidad de decidir. El pasdo no se puede cambiar, es el presente el que tenemos que modificar, son nuestras conductas las que hay que bailar, la varita mágica no existe. Pero pase lo que pase, e tome la decisión acertada o no, jamás puedes pensar en que tuya es la culpa de lo ocurrido, en todo caso es tu responsabilidad, pero no tu culpa.

Un saludo: el bolu

Felipe dijo...

Una de les llibertats del hombre(no siempre)es la capacitat de decidir. El pasdo no es pot canviar, és el present el que hem de modificar, són les nostres conductes les que cal ballar, la vareta màgica no existeix. Però passi el que passi, i prengui la decisió encertada o no, mai no pots pensar en què teva és la culpa de l'ocorregut, en tot cas és la teva responsabilitat, però no la teva culpa.

Una salutació: el bolu

Marta dijo...

Plu
jo tambè l'estic llegint, en mig de una mudança i passant paginas.
petons per tu.

Marta dijo...

Thot
flipo, de verdad, yo lo empece esta semana pasada, como me aburría de tanto trasiego, pues ala, a leer(como de momento no tengo conexión en le piso....).
petonets, molts.

Marta dijo...

Felipe
pero es que también la cagamos en presente, sin duda. Ojala tuviéramos esa varita mágica.
Me has dejado de pasta de boniato con tu catalán, un esfuerzo que valoro y agradezco.
Molts de petonicos, sempre

thot dijo...

Ayer terminé el libro. Me ha parecido precioso, de una belleza sublime y he acabado casi llorando. Bellísimo. Espero que a ti también te haya gustado.

Marta dijo...

Thot
estoy en ello, pero es que cogí tres de la biblioteca y di prioridad a los otros dos.
De momento me ha enganchado que no es poco, pero no se yo si muchas lagrimas me convienen...ya te contare.
petonets, sempre

Alejandro dijo...

Leí el libro hace un tiempo y me resulto muy entretenido a pesar del final. La vida es como es y no un cuento de hadas y da la impresión que es el mensaje que esta autora quizo darnos. Beso