lunes, 19 de abril de 2010

Soltando lastre



Ya estoy casi del todo instalada de nuevo, solo nos queda rematar la faena y al toro le habremos cortado las dos orejas y el rabo.Son días de mucho trajín, arriba y abajo sin parar.Pero en nada me olvido del cansancio.
Han sido muchos cajones desventrados, muchos recuerdos esparcidos, unos recuperados para bien, otros, con el dolor aún latente.
Limpieza general y generosa.
Lo que tiro, sin reparar en la perdida, lo que guardo, sin necesidad de poseerlo.
Lo inservible, junto a lo querido. Lo querido tal vez por añorado, junto a miles de pequeños instantes casi intangibles.
Mirada atónita delante de ese pendiente desparejado desde no se sabe cuando.Ropa usada, cientos de veces paseada.Pantalones que se me antojan inmensos(gracias a la dieta), camisetas que aún conservan ese olor casi imperceptible de perfume, ese  que tanto me gusta.Esas gafas que un día desaparecieron sin dejar rastro, aquí están, inútiles ya;dudando si las dejo en su funda ataúd, o las tiro sin remordimientos.
Dos aspiradoras..para que????, si solo puedo usar una.....
Libros, libros, libros y más libros.Los guardo por temática???, por tamaño???,por colores tal vez???, lo que si tengo claro es que pesan un montón, por Dios.
Los CD de música, ni hablar de tirarlos, ya mismo serán una reliquia.
Cientos de cuentos, comics y libros infantiles;en el fondo del mismo baúl: el parchís!!!!, pues no nos comimos fichas en esas largas tardes de verano, bajo el toldo a rayas, a resguardo de la canícula.
Y esas partidas de Trivial, interminables, largas de narices, pero es que soy imbatible. Y la caja del Risk, menudo juegecito, nunca le encontré la gracia, sera que no tengo nada de estratega.
Y mis queridas cartas del Tarot, cuantas madrugadas nos sorprendieron alrededor de una mesa, después de una noche de cena, copita de cava y muchas risas, intentando descifrar que nos deparaba el futuro, ya ves, después de todo la peor carta se quedo para mi.
Y aquí estoy, apurando la conexión a internete en "la casa vieja", sin echar nada en falta.Hasta lo imprescindible, me parece innecesario.
Para vivir, solo es necesario levantarse de nuevo y echar andar, siempre hacia delante, cuando cierre la puerta definitivamente, no pienso lamentarme de nada.
Cuantas risas.
Tantas lagrimas.
Mucha vida, es lo que me queda.
Con dos ovarios, ea

16 comentarios:

Striper dijo...

Ai guapa con un par de ovarios!!!

sargantana dijo...

si tiens vida, lo tienes todo!
adelante !!

Deric dijo...

a los que no gustan los libros, cuando tenemos que hacer una mudanza, es terrible!

Aniña dijo...

ea ole ole y ole

garbi24 dijo...

De vegades un borron i cuenta nueva van molt be

menta fresca dijo...

pos jo espero que no et perderé la pista...:-((

Ana A. dijo...

Tq

Anónimo dijo...

Regresé al mundo de myblog. Con tantas ganas y sensibilidad como la que tú tienes. Salu2 de valen2.mylog.es

Anónimo dijo...

MOLT BÉ!!
a VORE SI ENS VEIEM (et vaig trucar al mòbil i em va respondre un nen petit -que no sabia qui era ni qui eres)
Yolanda

GURMET dijo...

Et deixo un repte al meu bloc.

menta fresca dijo...

hola Martona i companyia,
com esteu al nou pis?
va tot mmm, be?

VALENTIN dijo...

Cariñooooooooo, asi es la vida, es una lucha constante en todo.
Te extraño. espero andes bien.
Besos!!!

Felipe dijo...

Donde andas? no te encuentro, espero que todo este bien.

El bolu

Unala dijo...

Echo de menos leerte.

Aniña dijo...

te he dejado una sorpresita en forma de premio en mi blog, espero y deseo que te guste.
Muchas gracias por todo.
besitos Aniña
http://anavampyevil.blogspot.com/2010/07/dia-219-2cumple-blog.html

minino dijo...

texto hermoso... y lúcido... tieness razón, con las mudanzas aparecen miles de cosas, sentimientos y recuerdos... suelo aprovecharlas para regalar libros...